Buscar
  • mnoha

10 errores que cometes con tu sofá y que harán que se deteriore antes de tiempo

La vida útil de un sofá nuevo suele ser larga, pero puede acortarse y deteriorarse rápidamente si no lo usas adecuadamente.


Unos niños saltando en el sofá harán que el mueble se deteriore antes de tiempo
Unos niños saltando en el sofá harán que el mueble se deteriore antes de tiempo

Los malos hábitos que cometemos con nuestros sofás hacen que estos muebles tapizados sufran un deterioro prematuro. Anota estos consejos y mantén tu sofá en plena forma:


Los malos hábitos que cometemos con los sofás hacen que estos sufran un deterioro prematuro

1.- Procura no sentarte siempre en el mismo sitio. Con el tiempo notarás que la parte donde te sientas se desgasta o se deteriora con mayor velocidad que el resto de los asientos o respaldos del sofá. La espuma cede con el tiempo, pero también con el uso.


2.- Evita dormir sobre él de manera continuada. No es malo echarse una siesta en el sofá, más aún después de una buena comida o incluso después de una buena cena, pero si abusamos, la pieza se deteriorará con mayor rapidez.


Chica durmiendo en el sofá
El sofá no es para dormir, pues esto contribuirá a su deterioro.

3.- Trata de limpiarlo con frecuencia. El polvo que se acumula en los rincones, los restos orgánicos y residuos de comidas harán que sufra un mayor y rápido deterioro.


4.- Límpialo con los productos adecuados. Cada sofá necesitará productos diferentes según si está tapizado en tela, en piel u otros tejidos. Lo mejor es procurar limpiar la mancha cuanto antes, de lo contrario costará más eliminarla y contribuirá a que se vaya deteriorando el sofá.


5.- Evita que los niños lo usen como si fuera una cama elástica. El sofá es una pieza delicada y si lo sometes a este tipo de actividades, sus muelles o cinchas acabarán destrozándose. Por supuesto, la tela o la gomaespuma también sufrirán. Las estructuras son resistentes, pero un mal uso puede dañarlas seriamente y entonces el sofá habrá llegado a su fin (aunque sean fabricadas en Mapay ;-).


6.- Trata de no exponer el sofá al sol de manera continuada. Los rayos directos del sol afectarán sobre los colores de los tejidos y terminarán decolorándolos. Lo mejor es colocarlo en un lugar donde no reciba directamente la luz del sol.

Un sofá expuesto al sol de manera continuada
Un sofá expuesto al sol de manera continuada

7.- Evita colocar el sofá cerca de fuentes elevadas de calor. Las fuentes de calor afectarán sobre la elasticidad de los materiales (cinchas, goma espuma…) con los que está construido el sofá o sillón. Con el tiempo irán perdiendo su elasticidad y resiliencia.


8.- Procura no arrastrar el sofá para moverlo. Es frecuente que tengamos que mover el sofá cuando se quiere limpiar la estancia, o bien porque queramos cambiarlo de sitio. Lo mejor es no hacerlo porque puede acabar rompiéndose. Las patas son las que más sufren en este tipo de arrastres. Lo mejor es levantarlo cuando quieras cambiarlos de sitio.


9.- Los brazos del sofá no están hechos para sentarse sobre ellos. La mayor parte de las veces tendemos a sentarnos sobre los brazos, pues las mayores incidencias que suelen tener los sofás es precisamente por ese motivo. Evítalo porque no solo puede romperse la estructura sino que también sufrirán las capadle revestimiento como la espuma, por ejemplo.


10.- Evita dejarte caer bruscamente sobre el sofá. Es cierto que a veces podemos llegar a casa muy cansados, pero ese impacto puede dañar el sofá, con consecuencias poco deseadas.



#sofá #Mapay #deterioro #consejos #errores #sentarse

235 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo